Se estrena film chileno Perro Muerto

Este 27 de octubre se estrena la película chilena “PERRO MUERTO”, elogiada ópera prima del realizador nacional Camilo Becerra, que cuenta con varios galardones como: Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Valdivia (2010).

“La historia nació de la necesidad de contar algo que fuese cercano para nosotros, que tuviese elementos verídicos y que tratara de la temática que nos obsesiona profundamente: las desigualdades sociales que se manifiestan violentamente en la sociedad chilena, en este caso, expresado a través de la historia de una madre adolescente, que como dice la misma palabra, adolece, sufre, de una forma mucho más profunda de lo normal, producto de la agresividad del contexto que habita, uno lleno de carencias materiales, educacionales y afectivas que van mermando sus fuerzas. “Perromuerto” es una historia de profundas soledades, que narra un viaje en círculo”, explica Camilo Becerra, director de la cinta.

Para armar la película su creador recurrió a las historias personales de cada integrante del elenco. “Nos juntábamos a improvisar con los actores, cabe destacar que algunos eran profesionales, pero otros eran actores naturales, luego de eso escribíamos las escenas recopilando lo que habíamos conseguido, para después volver a poner en escena lo escrito, así íbamos afinando aún más el guión, principalmente los diálogos, la idea era que cada personaje tuviese una forma particular de hablar. En el rodaje mismo busqué divorciarme en parte de los actores, para intentar ver cosas que no estaban previstas y que se iban dando de forma natural e intuitiva, incluso fortuita a veces”, agrega Becerra.

La película cuenta con las interpretaciones de Rocío Monasterio, Rafael Ávila, Shlomit Baytelman, Daniel Antivilo, Cristián Parker, Sofía Gómez, entre otras figuras, quienes dan vida a una trama llena de matices sociales.

La Historia

La trama sigue a “Alejandra” (Rocío Monasterio), una joven madre soltera que vive en la comuna de Quilicura de allegada con su pequeño hijo en la casa de unos familiares de su ex pareja y que para subsistir debe vender ropa en la feria. Sin embargo, el conflicto se presenta cuando la muchacha es intimidada por su suegro para que abandone la morada, ya que pretende venderla a una empresa constructora.

“La película es una recopilación de sensaciones, imágenes, lugares y personajes que nos violentan, porque la pobreza es violenta. Nosotros intentamos exponer esas complejidades, situándolas en un contexto que le impide a una mujer ser niña y también ser adulta, atravesada por la responsabilidad de hacerse cargo de un otro sin contar con los medios económicos ni emocionales para hacerlo, cargando en sus hombros con los costos de una sociedad que la margina tanto por ser pobre como por ser mujer”, enfatiza Camilo Becerra.

Be first to comment