Locaciones, Buscando a Rusty James – Un ensayo cinéfilo de Alberto Fuguet

Inserto nuevamente en la competencia, esta vez, buscando ser la favorita del público – Cosa difícil de conseguir, especialmente considerando la cinta, no por la calidad, si no por lo experimental – Vuelve a la pantalla grande de los cines locales Alberto Fuguet, esta vez con  el documental/ensayo “Locaciones, Buscando A Rusty James”(2013), todo en el contexto del 9º Santiago Festival Internacional de Cine (SANFIC).

Por Cristhian Plaza I.

Es la segunda vez que Alberto se presenta en este certamen, antes ya lo había realizado con la increíble, sencilla y vanguardista “Velódromo” (2010), ahora ataca con algo diferente,  un objeto extraño, no es documental, no es reportaje, no es cine, no es película – A pesar  de estar filmada – No, esta vez viene a presentar lo que él denomina un “Ensayo Cinéfilo”, y era que no, nuevamente Fuguet atacando con ideas progresistas, lo mínimo que se podía esperar del creador o mejor dicho, destructor del realismo mágico Latinoamericano, instalador del concepto McOndo en vez del ya desgastado, local e infantil, Macondo de  García Márquez.

Si bien es cierto el “ensayo” no es comercial, difícilmente lo veremos en alguna sala fuera del un concurso cinematográfico o como DVD colgado en un quiosco, debido que no apunta a un público masivo, ni siquiera a uno especifico. El film consta de una serie de imágenes de la experiencia de Fuguet en Tulsa, Oklahoma, ciudad donde Francis Ford Coppola, director de joyas cinematográficas como “El Padrino”(1972), “Apocalypse Now”(1979), y luego de errar con “Outsiders”(1983), basado en la novela conocida por estos lados como “Rebeldes” de la escritora Susane Hinton, se la juega, por hacer algo diferente, crear y se da licencias que nunca antes había tenido, ahora sin la presión de un estudio y lo que conlleva una megaproducción taquillera-blockbuster llena de figuritas del momentos como lo intentó ser “Outsiders”, si no que con lo que sobró de esa producción, con los amigos, los que creyeron en él, con un elenco formado por pendejos con ganas (Mickey Rourke, Matt Dillon, Nicolas Cage, Lauren Fishburne, entre otros), todos  motivados y atraídos por la nueva propuesta de Coppola, “Rumble Fish”(1983), historia basada en el libro de Hinton, – si la misma escritora – Conocido en Chile como “La Ley  De La Calle” – Mismo nombre para la película – Es extraño, como un elenco similar, mismo director, misma autora, mismo año, puede producir resultados tan diferentes, si bien es cierto, ambas películas son fracasos de taquilla, “La Ley de la Calle” golpea, te deja pegado, marcando ocupado, y no solo por lo intensa de las actuaciones, los personajes tan bien logrados, si no porque a la larga todos nos podemos identificar con alguno de los personajes. Todos fuimos Rusty James y aun soñamos con que el océano existe.

Es esto Justamente lo que hace “Locaciones, En Buscando A Rusty James”, no te regala algo nuevo, no, tampoco te entrega una sensación nueva, siquiera la cinta es interesante, no pasa de ser una tras otra toma de la ciudad, la visión particular del director, entremezclada con imágenes de la película tributada. La música y los sonidos son increíbles, el tiempo parece detenerse, las narraciones tipo entrevista – Fuguet y su formación de periodista, finalmente se encontraron – Aportan al apetito, no es más que eso, pero no se confundan o menos precien, esto no es menor, porque hace algo impresionante, te devuelve a la vida sin siquiera ensuciar sus manos, sin tocarte, simplemente con el aroma, con la narración de lo que para él y sus entrevistados, un montón de cinéfilos desadaptados, lideres y voces, significó “Rumble Fish”, te acercan lo suficiente para que luego Coppola te remate, o mejor dicho en palabras de Alberto “te salve”.

Locaciones funciona, nunca será tu film favorito, eso está claro, tampoco intenta serlo, pero hace algo importante, es la propaganda para ideal para tu salvación.

Be first to comment