¿Por qué hay que ir al concierto de Alice In Chains?

Hace un par de semanas vengo transmitiendo mis ansias por ir a ver a Alice in Chains, eso hasta que un amigo me hizo la única pregunta para la cual no estaba del todo preparado, menos, como todo un gran fan que me considero ser. ¿Y, por qué hay que ir al concierto?.

Por Cristhian Plaza I.

Ok, me detuve, comencé con lo básico, explicando que AIC es la banda que le puso el trash al grunge, así como en su oportunidad Nirvana colocó el punk al mismo movimiento y Pearl Jam el Folk, Alice golpeó, golpeó muy duro, quizás no con su primer disco, Facelift (1990), si no el segundo, una oda a la heroína, el disco Dirt (1992), que a mi parecer tiene el mejor track 1 en un disco de todos los tiempos “Them Bones”, y con eso abre, a esta altura, un álbum clásico, el cual significó para los oriundos de Seattle (era que no) quedar para siempre en lo más alto del cielo grunge y no sólo eso, en la estratosfera del rock.

Ok, si eso no es suficiente también te puedo decir que la banda, posteriormente grabó un álbum de estudio (luego explico por que esta distinción) más en lo que podríamos llamar la primera etapa de la banda (más adelante ahondaremos en este punto). El último disco de esta primera se tituló de forma homónima, es decir Alice In Chains (1995), un tremendo disco, en él se puede sentir la dureza de las letras y lo calmo de las melodías, simplemente una obra maestra. No podemos olvidar también el disco Unplugged (1996), uno de los mejores de este tipo que la cadena MTV generó, y nosotros tuvimos la suerte de poder verlo y luego escucharlo, una y otra vez. Esto explica lo del siguiente álbum de estudio, pero ¿por qué hice hincapié en esto en combinación de la primera etapa? porque en ellos la voz principal era Layne Staley, quien posiblemente posea la voz más sincera y desgarrada por las drogas del movimiento grunge, el tipo es un capo, era capaz de poner sangre, sudor y lágrimas en cada una de las notas, y lo peor de todo, es que te lo hacia sentir. Te mueve. A mí me remeció. Fuerte.

Ok, no te basta con eso, no importa, la banda luego de perder la voz principal y prácticamente desaparecer (aún que para ser realistas, lo hizo), se reunió y buscó entre varios colaboradores la voz que pudiese quizás no suplir a Layne, si no, aportar a la banda, el encargado finalmente fue William DuVall, un músico que se ganó rápidamente un espacio en la banda, y no porque cante parecido a Layne, no, para nada, si no porque el hizo lo que tenía que hacer, aportar, y lo hizo bien, haciéndose cargo de las voces en el disco que trajo de vuelta a la banda, Black Gives Way To Blue (2009), un disco, que digo DISCAZO (si, lo sé, he dicho que cada disco de la banda es tremendo disco, lo siento, soy fanático y así lo creo, de hecho no lo creo, así es, son tremendos discos). Para luego, en esta segunda etapa y con lo nuevo bajo el brazo están ad portas de presentarse en nuestro país, cuando hace tan sólo un par de semanas presentaron, no solo uno, si no dos singles del último álbum, The Devil Puts Dinosaurs Here (2013).

Ok, si aún no te convenzo, sólo hecha un ojo al setlist que vienen presentando, elige una canción y escúchala, con eso bastará para que la próxima vez que te preguntes, ¿por qué ir al concierto ese?, sientas la necesidad no volver a preguntártelo.

1.- Them Bones
2.- Dam That River
3.- Hollow
4.- Check My Brain
5.- Again
6.- Man in the Box
7.- Nutshell
8.- Rain When I Die
9.- We Die Young
10.- Stone
11.- Down in a Hole
12.- Would?
13.- Rooster

Be first to comment