The Offspring por segunda vez en Chile

El 7 de Agosto de 1997, el recinto de San Diego #850, entonces Teatro “Monumental”, recibía por primera vez a la banda norteamericana The Offspring en Chile. Años en que la “nueva ola” del punk rock californiano pegaba con toda su fuerza, y que quedó demostrado en aquel excelente show, no tan concurrido y que no muchos recuerdan.

Por Daniela Lobos Pérez
Foto por Istvan Milos

El martes 10 de Septiembre del 2013, el mismo lugar (ahora con su nombre original, Teatro “Caupolicán”) vuelve a recibir a la banda 16 años después. Sin duda el tiempo ha pasado y eso se refleja no sólo en la banda y su estilo, sino también en su audiencia. Semanas antes del concierto, ya estaban agotadas las entradas para cancha, lo que auguraba un gran éxito para el show. Desde muy temprano empezaron a llegar adolescentes de todas partes de Chile, esperando disfrutar en vivo la música de sus ídolos.

Largas filas rodeaban los alrededores de calle San Diego cuando pasadas las 19:00 horas se abrieron las puertas. Poco a poco el recinto se empezó a llenar y los primeros “arriesgados” de platea se bajaban con audacia hasta la cancha, totalmente repleta, recordando los clásicos conciertos de punk rock que se han realizado en dicho Teatro a lo lago de los años.

La agrupación chilena “Los Mox” se encargó de precalentar el ambiente. Su rock con letras despreocupadas y temáticas adolescentes, encajó muy bien con el público promedio que esperaba ansioso la salida de los norteamericanos al escenario.

Tras 30 minutos de retraso, finalmente salieron a escena el vocalista Dexter Holland y compañía. El show se abre con “All I Want” (“Ixnay On The Hombre”, 1997), “Bad Habit” y “Come Out And Play” (“Smash”, 1994). La efervescente respuesta del público que rebosaba el lugar fue inmediata. A continuación disfrutamos la versión de “California Sun” (popularizada por Ramones en su álbum “Leave Home”, 1977), para luego dar paso a “Days Go By” (del álbum del mismo nombre, 2012), dando un pequeño respiro a los fans, que aún se lanzaban de platea a cancha, mientras otros se preparaban para tratar de, ineficazmente, subir al escenario.

Los integrantes de The Offspring, claramente sorprendidos con el apasionado recibimiento, siguieron retribuyendo con sus temas más populares: “Original Prankster” (“Conspiracy Of One”, 2000), “Mota” (“Ixnay On The Hombre”, 1997), “Have You Ever” y “Staring At The Sun” (“Americana”, 1998). El frenesí de los jóvenes presentes continuaba, junto a clásicos como “What Happened To You?” (“Smash”, 1994), la conmovedora “Kristy, Are You Doing Okay? (“Rise and Fall, Rage and Grace”, 2008), “Want You Bad” (“Conspiracy Of One”, 2000), “Why Don’t You Get A Job?”, “Americana”, “Pretty Fly (For A White Guy)” y “The Kids Aren’t Alright” (todas de “Americana”, 2000).

Muy felices por el feedback, Dexter Holland y el guitarrista Noodles agradecieron al público y prometieron no volver a esperar tantos años para su próxima visita. También brindaron con vino, arrojando el guitarrista uno de los vasos de la banda al público enardecido.

Tras un corto receso, los cinco músicos que componen actualmente The Offspring, volvieron a tomar sus instrumentos, para despedirse de sus fieles, con los temas “(Can’t Get My) Head Around You” (“Splinter”, 2003) y la más esperada, “Self Esteem” (“Smash”, 1994). Con un “Chi-Chi-Chi…”, Noodles despedía alegre a los asistentes, quedando la sensación de una deuda saldada con creces.

Un muy buen espectáculo musical, a pesar de la sobre-venta de entradas y cierta falta de preparación de parte de la productora, que se hizo bastante notoria, en las reacciones previas del staff (sobre todo de seguridad) de la banda.

Be first to comment