Elysium – Marginalidad al estilo de sector 9

Hace cuatro años debutó cinematográficamente el desconocido director sudafricano Neill Blomkamp con District 9, una película ambientada en áfrica, en donde en un futuro no muy lejano, una nave extraterrestre vara en la tierra. La cinta sorprendió por la historia y los efectos utilizados en ese entonces por un cineasta que estaba comenzando en el mundo de las películas de ciencia ficción.

Por Ignacio Aravena

En el año 2154, una tierra colapsada y contaminada vive en conjunto con robots que patrullan las calles, máquinas que curan cualquier enfermedad y una estación espacial donde viven los millonarios lejos de una Tierra devastada. Elysium retrata es misma marginalidad con la misma metáfora de las diferencias, pero con una historia más reflexiva sobre cómo cientos millones de personas tienen que vivir bajo pobreza y gente rica vive en un paraíso en donde las personas no se enferman y no muere.

Matt Damon interpreta a un obrero ex convicto con libertad condicional por varios robos, delitos realizados con el fin de poder vivir en Elysium. Tras una accidente, Damon tomará decisiones que podrán cambiar el curso del futuro de la tierra. Por su parte Jodie Foster, encarna a una Ministra de defensa que a cualquier costa tratará de mantener las diferencias de clases y la paz en el paraíso espacial.

Con una gran producción, efectos especiales y detalles tanto de arquitectura como de fotografía, la película retrata de manera fiel el concepto futurista. Si bien, tiene una correcta puesta en escena, la película comienza convenciéndote, para ir desinflándose en el camino, dejando en claro que historias de ciencia ficción mezcladas con romanticismo y sentimentalismo no precisamente van de la mano.

Puntos notables son las actuaciones de Jodie Foster, Matt Damon y Sharlto Copley, conocido por ser el protagonista de Sector Nueve, además de los efectos especiales, sobretodo en los enfrentamientos. En resumen, las expectativas estaban altas y se fueron diluyendo en el transcurso, Elysium está bien dirigida, interpretada y ambienta por lo que cumple con entregar 109 minutos de entretención.

Be first to comment