The Shrine: Bless off!

“En la noche del día 6 de noviembre de 1979, Black Sabbath estaba en su posición más explosiva y drogada de todas. Se encontraban de gira promocionando su último álbum ‘Never Say Die’ y tenían una noche libre en Los Angeles. Después de beber un par de cervezas en el infame bar Rainbow decidieron ir a ver la escena rockera en el Whiskey A-Go-Go. Al llegar, alcanzaron a ver el final de un show de The Circle Jerks. Sintiéndose intimidados pero a la vez inspirados, arrendaron una sala de ensayo y pasaron el resto de la noche improvisando. Por una desconocida razón tocaron exclusivamente material de Thin Lizzy mientras que Keith Moon estaba en la bat… …Estos hechos nunca ocurrieron, pero si lo hubiesen hecho el resultado sería similar la banda de Los Angeles, The Shrine […]” (Harley Rother)

The-Shrine2

Es así como un conocido de la banda, Harley Rother, define al trio de Venice, L.A.: una extraña mezcla de Black Sabbath tocando material de Thin Lizzy inspirados por The Circle Jerks ¿El resultado? Una explosión de skatepunk con heavy metal de los años 70’ y 80’.

The Shrine empezó por ahí en el 2008 y poco a poco han ido ganando terreno tanto en Los Ángeles como en otras ciudades de Estados Unidos y de Europa. Cabe destacar que la potencia de la banda es tal que fueron apadrinados por el legendario bajista de Black Flag, Chuck Dukowski. Éste los ha invitado a giras y les regaló un amplificador usado por Greg Ginn en sus inicios. Su relación es tan grande que incluso les otorgó la letra de una canción descartada de Black Flag que The Shrine incluyó en su segundo y más reciente disco Bless Off (2014).

Desde el lanzamiento de su primer disco Primitive Blast (2012) han empezado a tocar como locos en festivales y bares. Como es esperable en una banda que crece a pasos de gigante, también han sido invitados por los ‘más grandes’ para irse de gira con ellos. Han compartido escenarios con Kyuss, Pentagram, Municipal Waste, Dinosaur Jr., Red Fang, entre otros. “La mejor gira fue con Fu Manchu. Llegamos tarde a un show con ellos porque alguien se metió a nuestra camioneta y nos robaron un montón de cosas. Fu Manchu nos dijo que la habíamos cagado y que ya no íbamos a abrir el show. Otro tipo se nos acercó y nos dijo que podíamos tocar en el bar de enfrente cuando Fu Manchu terminara. Lo hicimos y fue lo mejor […] Incluso nos terminaron pagando más que en el otro lado” indica Josh Landau, vocalista y guitarrista.

Desde noviembre del año pasado hasta abril del presente año, la banda se encontraba abriendo los escenarios de Red Fang junto a Lord Dying en la segunda parte de su gira europea. Variados países como Inglaterra, Alemania, Holanda, Grecia, Rusia, entre otros, formaron parte de los lugares en los que tocaron. Estando en Europa, fueron bien recibidos por los fans y tuvieron la oportunidad de compartir escenario con bandas locales, vender sus discos y por supuesto darse a conocer por lo que son: un trío original y potente.

Courtland Murphy (Bajo), Josh Landau (Guitarra y voz) y Jeff Murray (Batería) se encargan de avivar al público, en cada una de sus presentaciones, crear ambiente para el mosh, hacer un show y por sobretodo hacer ese buen rock que muchos creen ya muerto. Cuando se suben al escenario solo se ven 3 compadres barbones con chascas de metalero y chaquetas de mezclilla luciendo sus gustos musicales. Sin embargo cuando empiezan a tocar uno nota que está en frente de una banda gigantesca pero con reputación de pequeños.

Sin más preámbulos o presentaciones, les dejamos “On the grind” de su más reciente álbum.

[youtube id=”FyEp8gMx4Is” width=”620″ height=”360″]

Texto y fotografías (excepto donde se indique) por Bruno Peralta.

2 Comments

Leave a Reply