Sub Pop Festival Santiago 2014 Parte II: METZ y Mudhoney en Chile

El Teatro La Cúpula fue recibiendo más asistentes a medida que se acercaban las 22:00 horas, y los canadienses de METZ entraban en el escenario. El trío formado en el 2008 por Alex Edkins en guitarra y voz, Chris Slorach en bajo y Hayden Menzies en batería lanzó su primer single, “Dirty Shirt” bajo Sub Pop Records en el 2012, mismo año en el que lanzarían su álbum debut, homónimo, bajo la misma discográfica.

Por Daniela Lobos Pérez
Foto por Marcela Bruna

Si bien no son un nombre conocido masivamente, su sonido, mezcla de hardcore punk y garage noise, tiene sus oyentes de oídos entrenados en Chile, quienes disfrutaron del show desde comienzo a fin. Abriendo con “Dirty Shirt”, METZ entregó toda su energía y sonido en cada acorde y gota de sudor, siguiendo con “Knife In The Water”, “Negative Space” y “Get Off”, con un Chris Slorach solucionando rápidamente los problemas del amplificador del bajo y un muy amistoso y cordial Alex Edkins, saludando y agradeciendo entre cada extrema entrega, mientras el inagotable Hayden Menzies dejaba su alma en la batería. Seguiría “Wasted”, un nuevo tema presentado por Alex y “Sad Pricks”. Absolutamente ningún momento bajo en la presentación. “Headache”, “Rats”, “Can’t Understand” nos acercarían al final del show, que cerraría con el cover de la banda inglesa de punk rock The Damned, “Neat, Neat, Neat” y “Wet Blanket”, de su álbum METZ. 45 minutos de intensidad que se agradece y que demuestra que Sub Pop no es sólo Nirvana ni el sobrevalorado término “grunge”, sino mucho más, y nos deja con ganas de lo que METZ nos pueda entregar en el futuro.

Pasadas las 23:00 horas llegaba el momento más esperado de la noche. Tras casi 9 años de su primera visita a Chile, como teloneros de Pearl Jam, el cuarteto Mudhoney al fin regresaría a nuestro país, y esta vez como plato fuerte. Con Mark Arm en voz y guitarra, Steve Turner en primera guitarra, Guy Maddison en bajo y Dan Peters en batería, abrieron su presentación con “Slipping Away” y “I Like It Small”, de su último álbum “Vanishing Point” (2013), que fueron recibidas bastante bien por los presentes, para seguir con los clásicos “You Got It” (de su primer álbum, “Mudhoney”, 1989), “Suck You Dry” (“Piece Of Cake”, 1992, primero de los 3 álbums que lanzaron bajo la multinacional Reprise Records), “F.D.K. (Fearless Doctor Killers)” y “1995” (“My Brother The Cow”, 1995) para volver con sus última entrega en “In This Rubber Tomb” y retomar los clásicos con “Flat Out Fucked” (“Mudhoney”, 1989), “Sweet Young Thing Ain’t Sweet No More” (“Touch Me I’m Sick” single, 1988), “Judgement, Rage, Retribution and Thyme” (“My Brother The Cow”, 1995) y el éxito “Touch Me I’m Sick”, coreado por la mayoría de los asistentes. En este momento Mark deja la guitarra, toma un sorbo de su vaso de vino y recibe una bandera chilena de parte de unos fans de Rengo. El setlist estaba armado astutamente, intercalando canciones que marcaron la infancia y adolescencia de muchos de los presentes, con material de “Vanishing Point”, el cual es un álbum que sigue la línea sonora que Mudhoney ha impuesto durante décadas, sin jamás aburrir ni dejar de innovar. Sin retomar la guitarra, Mark y compañía interpretarían “What to Do With the Neutral”, precisamente de su último álbum, para seguir intercalando temas de este y de su penúltimo álbum “The Lucky Ones” (2008): “I’m Now”, “The Final Course”, “The Open Mind”, “I Don’t Remember You”, “Next Time”, “Chardonnay” y “The Only Son of the Widow from Nain”, los cuales fueron recibidos con menos pasión, pero con aprecio de parte del público.

Tras un receso, la banda volvería al escenario, Mark retomando la guitarra, y el encore nos dejaría más que satisfechos: “Here Comes Sickness”, “When Tomorrow Hits” (“Mudhoney”, 1989), “In ‘N’ Out of Grace” (“Superfuzz Bigmuff”, 1988), “The Money Will Roll Right In” (“Let It Slide”, 1991, cover de la banda punk de los 80’s Fang), el gran clásico “Hate The Police” (“Boiled Beef and Rotting Teeth”, 1989, cover de Dicks, banda anarco-punk difícil de catalogar) y finalizando con el excelente cover de la banda hardcore punk californiana Black Flag, “Fix Me” (“March To Fuzz”).

El show de Mudhoney terminó a las 00:40 am, dejándonos por un lado satisfechos, pero también deseando más. Es que es difícil resumir 26 años de carrera en 1 hora y media de concierto, así que la sensación de que faltaron canciones es inevitable. Aun así, la elección de canciones fue muy acertada y la ejecución de cada uno de los músicos, su entrega y su empatía con el público chileno se sintió durante toda su presentación.

1 Comment

  • Responder septiembre 16, 2014

    Crystal

    ¡Estuvo hermoso ese show! Buena reseña.

Leave a Reply