Reseña: Real Estate – Atlas (Domino Records, 2014)

real-estate-band

Con tanto hype y tantas plataformas de difusión musical, se suele encontrar una diferencia bastante sutil entre lo que es moda y la estética. Esto lo podemos constatar luego de 2010, año donde vimos emerger desde Nueva Jersey y Nueva York bandas que a través del guitarreo suave y ondero buscaron revivir el sentido playero del atlántico. Partió como una moda que subió como la espuma: eran sonidos cálidos, cuidados y con reminiscencias a un pasado brumoso de surf y de vida en la costa. Cuatro años después, ya no son tantas las bandas que ensayan y expanden estos sonidos, y es que la moda “ya pasó”.

Por Cristian Castro

Ahora rescatamos a aquellas bandas que no presumieron del estilo, si no que lo hicieron suyo, que interiorizaron el ascetismo como una manifestación estética, como una forma de hacer las cosas, cuyo trabajo es un resultado que no se fabrica si no que surge más bien de la experimentación. De este conjunto de bandas, Real Estate es la vanguardia, con un sello característico que entremezcla el optimismo y la parsimonia de la vida en la playa en cada una de sus canciones.

Real Estate vuelve en esta tercera entrega tras publicar Days (2011), lo que a mi opinión representó el mejor disco de 2011. Y vuelve con fuerza, con un trabajo endulzado con la misma estética que le conocemos: canciones que parecen extenderse en el tiempo, con sonidos elegantes que entregan sensación de frescura, como si el verano fuese imperecedero.
Atlas (2014) es un trabajo bonito, tan bueno que se hace corto. No hay puntos ciegos, no hay un subconjunto de canciones que haga que el disco sea mejor aún. Es un continuo, una sensación que fluye a lo largo de sus 10 canciones, que nuevamente se postula como el mejor disco del año hasta el momento. ¿Y saben qué? Hoy los acaban de confirmar como parte del line up de Primavera Fauna 2014. Por fin podremos saber el aspecto más importante de una banda: saber si logran crear la atmósfera de sus discos, en interacción con el público, con nosotros que los estábamos esperando con ansias.

Be first to comment