The Lumineers: El romanticismo del folk-rock

Los chicos Schutlz y Fraites (The Lumineers) comenzaron a escribir desde el 2005 en adelante cuando se mudaron a Nueva York, pero el costo de vida en “la gran manzana” y la abrumadora escena musical los obligó a buscar nuevos paisajes y encontraron lo que necesitaban en su natal Denver, un lugar donde la escena musical los dejaría ser parte de esta y el costo era más viable. Una vez allí, el azar les dio una mano, a través de un anuncio en Craigslits, encontraron a la violonchelista Neyla Pekarek, quien consolidó el grupo para ese entonces. Cabe destacar que toda la magia ocurría en la austeridad de una mini van llena de instrumentos, como hippies en los sesenta.

Por Francisco Latorre

El trío tocaba en un local Open Mic (micrófono abierto) todos los martes en Denver. Lanzaron su primer EP en 2011 titulado “Ho Hey”. Gracias a Youtube y a un buen video casero donde sonaba dicho EP, Christen Green de Onto Enterteinment vio una gran posibilidad para esta banda emergente.

El disco homónimo salió a la luz el 3 de Abril del 2012, bajo la firma de Dualton Records, agregando también a 2 integrantes más en la banda, Ulvang y Wahamaki, el sinfín de premios y reconocimientos es notable, en poco tiempo se adentraron en las listas más importante de la música contemporánea y para Diciembre del 2012, ya se habían vendido más de 2 millones de copias y el sueño de escapar de la marginalidad del músico promedio para caminar sobre las tierras del reconocimiento, era un hecho. El cambio fue radical, la banda en menos de un año agotaba sus entradas en giras británicas, pasando de la infinita austeridad de un primerizo, al lujo distinguible de un campeón. No es necesario entrar en los detalles de la historia, sino comprender la influencia que tiene esta banda y el potencial que reside en ella. El romanticismo del folk-rock en el único y homónimo álbum de la banda es quizá el puntapié de una gran carrera musical… aun así, eso está por verse.

El álbum abre con “Flowers in your head” una canción simple, pegajosa y breve, que como muchas otras, nos deja pensando: “ojala no termine nunca”. La guitarra va tomando terreno y la batería se abre paso bajo la melodía, Pekarek se desliza gentilmente a medio camino con su chelo para llenar los espacios en blanco, avisando que se viene lo mejor del folk rock. “Classy girl” posee una letra de otros tiempos, perfecta en su austeridad, y la melodía y el ritmo están a la altura, las canciones que le siguen como “Submarine” y “Dead Sea” reafirman el concepto del álbum y siguen caracterizando al mismo con aires de rock, pop, entre otros. Ho Hey! Es el quinto tema del álbum y probablemente el sello del mismo. A esta canción se le atribuye la fama del grupo y no es algo menor, ese coro atractivo y pegajoso invita a los fans a ser parte del tema, el carácter icónico de la canción guarda el sentimiento que crea el nexo con los fans, como todo buen single.

En general, el álbum mantiene el folk-rock, pero hay unos “personal favorites” que debo destacar: “Stubborn Love” es un “temazo”, desgarrador y apasionado, el mismo efecto consigue “Flapper Girl” que es lejos una de mis favoritas, si tuviera que hacer recomendaciones, deberían empezar con una de estas dos, pero todo el álbum es una maravilla… tómese el tiempo de escucharlo, no oírlo, y sobre todo disfrútelo, recuéstese en el lugar más cómodo que tenga cerca y no pierda el tiempo, entréguese a una de las bandas que seguramente nos va a mantener ocupados durante un buen tiempo.

The Lumineers se estarán presentando en el Festival Primavera Fauna 2014.

5 Comments

  • Responder junio 6, 2014

    Ignacia

    folk rock hecho maravillosamente pop, simplecito y bonito. A prepararse para el primavera fauna viendo sus presentaciones en KEXP.
    Muy buena columna!

  • Responder junio 6, 2014

    Maria

    Donde quiera que se escuche este álbum, lo convierte en un lugar mas placentero. Personalmente, me fascina el equilibrio entre dulzura y energía que poseen cada una de sus canciones, y que lo convierten en un romántico y bello grupo de folk rock, además de que sus letras nos transporten a un paisaje que produce las mas diversas armonías de emociones. Me encanto tu columna, y concuerdo con lo ultimo, de tomarse el tiempo de escucharlos y disfrutarlos, así casa uno encuentra, interiormente, su propio motivo o sentimiento que les haga volver a ponerle PLAY esta gran banda.

  • Responder junio 5, 2014

    María Paz

    Donde quiera que se escuche este album, lo convierte en un lugar mas placentero. Personalmente, me fascina el equilibrio entre dulzura y energía que poseen cada una de sus canciones, y que los convierte en un romantico y bello grupo de folk-rock, además de que sus letras nos trasnporten a un paisaje que produce las mas diversas emociones. Me encantó tu columna, y concuerdo con lo último, de darse el tiempo de escucharlo y disfrutarlo, así cada uno enucuenta, interiormente, sus propios motivos y sentimientos para volver a ponerle PLAY a esta gran banda.

    Espero, con ansias, el festival primavera fauna, para volver a disfrutar, una vez mas, la magia de “the stubborn love” o “ho hey!”.

  • Responder junio 5, 2014

    María Paz

    Donde sea que se escuche este álbum, lo convierte en un lugar mas placentero. Personalmente, me fascina el equilibrio entre dulzura y energía que posee cada una de sus canciones, y que los convierte un romántico y bello grupo de folk-rock, ademas de que sus letras nos trasportan a un paisaje con las mas diversas emociones. Me encanto tu columna, y concuerdo con lo ultimo, de tomarse el tiempo de escucharlos y disfrutarlos, así cada uno en encuentra interiormente sus propios motivos y sentimientos para volver a ponerle PLAY a este gran grupo.

    Espero, con ansias, el festival primavera fauna, y así poder disfrutar, una ves mas, de la magia de mis temas favoritos “Stubborn Love” o “Ho Hey!”.

  • Responder junio 5, 2014

    Alvaro

    Hablando de favoritos personales, se me es imposible no nombrar “Charlie Boy” o “Slow it Down”.
    En fin, una excelente columna para una excelente banda.

Leave a Reply