Reseña: Placebo – Unplugged

El momento llegó, y tal como habíamos esperado apareció el disco unplugged de Placebo, una banda que nos tiene acostumbrados a la perfección, músicos prolijos que crean discos que parecen hechos en el vacío, sinfonías perfectas alejadas de la humanidad del artista, pero que a pesar de eso comunican, conectan y logran transmitir por sobre las ediciones, digitalizaciones, transistores y cuanto programa se aplica para generar esos sonidos limpios, una exquisita mezcla entre presente y futuro, es por esto que una edición unplugged de esta banda es de las cosas que menos suponíamos pero más podríamos esperar, y ahora está aquí.

Por Cristhian Plaza

Nos hicimos del disco para estudiarlo, primero con la carga de la emoción y luego recordando todas las veces que los vimos por estos lados, mostrando en cada una de las ocasiones el sonido más limpio y si es que se puede decir, perfecto, que haya pisado Chile, en más de una oportunidad uno podría haber cuestionado si es que estaban haciendo playback o tocando en vivo, pero se rompían las dudas cuando hacía pequeños gestos que indicaban lo contrario, cambios menores, controlados y casi robóticos, incluso podría  apostar que en su presentación en San Carlos de Apoquindo ni siquiera dijeron el clásico “CHILE” que rompe el hielo, seamos sinceros, son los únicos que han sido capaces de sonar de forma más que bien: brillantes, en la imposible Estación Mapocho.

Es de estos tipos que estamos hablando, de estos maniáticos meticulosos de quién nos estamos refiriendo, quienes nos presentan ahora un disco en vivo, y lo único que se nos viene a la mente – Esto va a sonar igual que siempre, pero con guitarras de palo – Mal, no podía estar más lejos. Al escucharlo por primera vez no podía creer que una banda tan perfeccionista, tan meticulosa cometiera tantos errores mínimos, tantas respiraciones directas al micrófono, tanto sonido de cuerdas siendo arrastradas, incluso una instrumento desafinado. De una u otra forma estaba decepcionado. Pero luego comprendí cuando Brian Molko me lo arrojó a la cara, Wabi-Sabi, la perfección está en la imperfección, no eran errores, era un concepto, era un sonido que habían querido tener, el unplugged no sólo los volvió humanos, los hizo cercanos, el disco funciona perfectamente, te acerca, los instrumento se cohesionan de manera increíble y te sientes parte de algo real, Placebo lo hizo, y lo hizo bien, volvió y no sólo ellos, trajeron de vuelta el concepto unplugged como en la mejor de su época, como en los 90s, tocaron canciones nuevas, canciones viejas y covers, hubo invitados y hubo fallas, el disco es completo, es bueno y se queda.

Setlist

1 – Jackie

2 – For What It’s Worth

3 – 36 Degrees

4 – Because I Want You

5 – Every You Every Me (with Broken Twin)

6 – Song to Say Goodbye

7 – Meds

8 – Protect Me from What I Want (with Joan as Police Woman)

9 – Loud Like Love

10 – Too Many Friends

11 – Post Blue

12 – Slave to the Wage

13 – Without You I’m Nothing

14 – Hold on to Me

15 – Bosco

16 – Where Is My Mind?

17 – The Bitter End

Be first to comment