Dënver: Música, Teatro y su Coronación

denver-lanzamiento2016

La última vez que vi a Dënver en vivo fue hace más de tres años. Ya no me acuerdo si fue en Pulsar, o en algún otro festival de música en Santiago, pero recuerdo que era por la época en que aún Música, Gramática y Gimnasia era su trabajo más reciente.

Texto: Javiera Plana
Fotos: Danny Rayman

En aquella ocasión recuerdo que pese a adorar sus canciones sentí que algo faltaba en vivo. Quizás solo fue un mal día (de ellos o mío), pero inevitablemente me formé una opinión respecto a sus presentaciones que se mantuvo intacta por tres años. Fue así hasta el pasado 1ero de abril, era viernes, llegué al Teatro Cariola con curiosidad y un tanto expectante de ver qué me había perdido todo este tiempo. Para mi sorpresa resultó que me había perdido de mucho.

Dënver se lució con un show impecable y de larga duración, el cual llegó a sumar más de 20 temas (22 para ser exactos). La noche no tuvo puntos bajos y la verdad es que logró mantenernos a todos los asistentes conectados desde el comienzo hasta la última canción. Lo de esa noche era música, pero también era teatro. Era esa fuerza especial que tiene el pop, que es difícil de describir y que lo hace tan disfrutable. Cada canción que entonaron te agarraba e hipnotizaba un poco.

Para seguir sumando puntos, el dúo fue acompañado por invitados de gran nivel, los mismos invitados que colaboran en el disco Sangre Cita. Así, pudimos escuchar en vivo—fiel a su versión de estudio—los temas Sangrecita (junto a Pedro Piedra), Los Vampiros (junto a (me llamo) Sebastián), y La Lava (junto a Fanny Leona). A ellos se suma Felicia Morales, quien también subió al escenario para celebrar la Historia de un Oso, y por supuesto a los Dënver, quienes fueron responsables de la música del cortometraje ganador del Oscar. La inclusión del tema La Maleta no solo fue un acierto dentro del setlist—el cual logró generar un momento entre íntimo y eufórico—sino que además nos recordó esta otra faceta del dúo, en que son capaces de crear una música que transmite sentimientos y se comunica de un modo tan diferente a como lo hacen las canciones pop. La Historia de un Oso es otra estrella dentro de la carrera de los Dënver, y había que celebrarlo esa noche.

El fruto de su trabajo finalmente se pudo ver reflejado en el público, el que coronó la velada con su euforia y efervescencia de inicio a fin. Y es que no pararon de cantar ni bailar desde que Mariana y Milton pisaron el escenario. Un público fanático que conectó maravillosamente con la banda, y que permitió que esa noche todo fuera una fiesta.

Recordemos que incluso algunos de los miembros del fan club (Los “Denversaurios”) pudieron subir al escenario y bailar junto a Mariana mientras interpretaba Mai Lov. Gesto destacable que habla de la relación y el aprecio de la banda por su público. Bien Dënver.

En resumen, un gran concierto que sin especular creo que se debe incluir dentro de los más importantes del año en la escena nacional. Si te lo perdiste, intenta ver a Dënver en vivo cuando puedas, no te vas a arrepentir.

Nota: Canciones favoritas de la noche: Los Vampiros (junto a (Me llamo) Sebastián), Tu y Yo (merecidísimo tributo a la banda chilena Supernova, y además buen cover), y Diane Keaton (temazo del disco del Música, Gramática, Gimnasia y que recordó que Dënver viene haciendo las cosas bien hace harto rato).

Setlist:

Intro
Noche profunda
Yo para ti no soy nadie
El fondo del barro
Mi derrota
La última canción
Mi primer oro
Bola disco
En medio de una fiesta
Tú y yo
(Cover Supernova)
Pequeños momentos de satisfacción
La Lava
(Fanny Leona)
La maleta (Felicia Morales)
Revista de gimnasia
Sangrecita
(Pedropiedra)
El infierno
Lo que quieras
Mai Lov
Los vampiros
((me llamo) Sebastián)
Diane Keaton
Olas gigantes
Miedo a toparme contigo

Be first to comment