Reseña a “A Moon Shaped Pool” de Radiohead

radioheadmoonshapedmain

Radiohead ha sacado A Moon Shaped Pool, a mi gusto, el mejor disco del año, así de simple, así de complejo. Si bien la sentencia suena antojadiza y puede que lo sea, no es gratis. No, ellos se lo ganaron, hicieron un trabajo maravilloso, y no me refiero solo al marketing, a la forma en que nos atacaron a través de las redes sociales, mostrando el avanzado manejo que tienen de estas, como es que están un paso delante de nosotros todo el tiempo, tanto así que parece que el disco fuese escrito, concebido y probado desde un punto posterior al que estamos.

Por Cristhian Plaza

Es un álbum maduro, quizás el más maduro de toda su carrera, me encantaría decir que Yorke es el responsable, pero sería injusto, esto no es producto de una persona, se nota en trabajo de una banda, de un grupo, un colectivo, de profesionales dispuestos a llegar un poco más allá, la espera valió la pena, es por lejos el disco más bello de Radiohead, es melancólico, es puro, es calmado, tiene el tempo perfecto, es acorde a los tiempos, definitivamente “la hicieron”.

Hace tiempo que no me costaba tanto pasar de canción a canción, tenía que detenerme entre cada tema y escucharlo una y otra vez, creo que en el tercer tema, Decks Dark, me quedé pegado más de un día y hasta este momento es uno de mis favoritos junto a Present Tense que me dejó marcando el suave ritmo. Aún me cuesta avanzar en el disco y no querer volver a escuchar la canción que acaba de terminar. El disco tiene de todo y es un enorme paso, me hizo reescuchar desde el OK Computer en adelante, ¿y porque desde ahí? Porque ese fue el salto de fé que hicieron, cuando Radiohead se transformó, cumplió lo que prometió y desde entonces experimentó, buscó fórmulas, sonidos, ritmos y nos dejó atrás a todos, cuando comenzó a mirarnos desde el futuro, cuando nos entregó lo que queríamos sin saber qué era lo que necesitábamos, cuando diseñó el sonido que ahora escuchamos.

En este álbum no hay uno que destaque en la banda por sobre el otro, no está el solo de voz de Nude, no está ejercicio sonoro de Idioteque o la Guitarra de Just. No, acá es pura armonía, Everything In Its Right Place como dijeron en un par de discos atrás, todos en su mejor momento, todos están perfectos, once temas, once preciosos, delicados y emocionales temas, me gusta la idea de pensar que son un regalo para nosotros, un obsequio para sus fans, pero se que no fue así, y se siente, se puede palpar que esto es para ellos y por ellos, es un disco punzante, es conmovedor y sinfónico, es pura intimidad, es simplemente brillante.

Be first to comment