Reseña: Película Un caballo llamado Elefante

un caballo llamado elefante

Un caballo llamado Elefante cuenta la historia de dos pequeños hermanos y el anhelo de de una promesa a su abuelo antes de partir al otro mundo. Para cumplir dicha promesa, Lalo y Roberto deben liberar a un caballo por nombre “Elefante”, y entrar en aquella aventura para dar cumplimiento con el último deseo de su abuelo, lo que los lleva, después del robo de Elefante por parte de unos artistas circenses, a participar sin quererlo en las tareas de un circo como ayudantes. Hasta ahí tenemos un resumen acotado del centro de esta historia pensada para la familia, pero más bien para los más pequeños del hogar.

Por Camilo Gajardo

Andrés Waissbluth, su director (Los debutantes, de 2003) nos lleva por un recorrido de emociones infantiles basadas en un gancho también para aquellos más adultos como son las historietas. Lo central en esta relato es el paralelismo entre la ficción de un niño fanático de las historietas (Roberto) sobre la promesa hecha al abuelo sobre liberar a su caballo Elefante, y la realidad que envuelve a la decisión de la partida de un ser querido. Quizás el mayor logro de esta película pasa por la explicación didáctica de la muerte y como poder superarla, desde una mirada más infantil y liviana.

En cuanto a sus personajes, si bien lo central en el guión es la relación que se desarrolla entre ambos hermanos, la irrupción de “Manuela”, una niña del circo donde terminan colaborando ambos niños en la búsqueda de Elefante, entrega una arista al relato más ágil y, por qué no decirlo, más talento actoral que la pareja de los niños protagonista de este historia.

Los puntos fuertes de este film son su fotografía, bastante interesante con las referencias visuales al campo chileno, y la música incidental acorde a los distintos momentos que nos muestra este tercer largometraje de Andrés Waissbluth. En cuanto a su reparto adulto, es más bien comparsa a los niños y no aporta mayor dramatismo a los distintos nudos que se dan a lo largo del relato. Dentro de los actores presente en este trabajo, destaca Ramón Llao, aunque no lo recordaremos precisamente por este rol de malvado, bastante cerca de la sobreactuación, es necesario aclarar.

Si bien es un film orientado para un público familiar, habría que ser más drástico y sugerir que el nicho para este trabajo es sólo para los más pequeños del hogar. Acompañe a sus niños a verla, pero no se entusiasme en demasía. Es sólo para ellos.

Un caballo llamado Elefante

Año: 2016.
País: Chile.
Director: Andrés Waissbluth.
Elenco: Joaquín Saldaña, Tomás Arriagada, Ana Sofía Durand, Salvo Basile, Patricia Ercole, Miguel Rodarte.
Duración: 90 min.
Estreno: 4 de agosto.

Be first to comment