PiL en Chile: Más allá del Punk

El Domingo 14 de Agosto se presentó por primera vez en Chile Public Image Ltd., la banda liderada por John Lydon más conocido como Johnny Rotten, el carismático ex – vocalista del grupo punk británico Sex Pistols. Formados en 1978 tras la disolución de los Pistols. PiL debutó el mismo año con el álbum “Public Image: First Issue” y tras varios cambios de integrantes y 7 álbumes de estudio, se separaron en 1992.

Por Daniela Lobos Pérez

En 2009, Lydon reagrupa PiL junto al bajista Scott Firth, el guitarrista Lu Edmonds y el baterista Bruce Smith. Juntos lanzan “This Is PiL” en 2012 y en 2015 “What the World Needs Now…”, cuya gira los trae por primera vez a Sudamérica.

Esta no es la primera vez de John Lydon en Chile. En 1996 se presentó junto a Steve Jones, Paul Cook y Glen Matlock, todos miembros fundadores de Sex Pistols, en el entonces Teatro Monumental de San Diego en el marco de la gira “Filthy Lucre” (Sucio Lucro). Un show que marcó historia pero que más allá de la nostalgia punk, no entregó nada nuevo.

Lo que vivimos el Domingo en Blondie fue distinto. A pesar del retraso de 1 hora (probablemente atribuible al cambio de hora del día anterior), el recinto vibraba con la cantidad precisa de público, una mezcla de seguidores de la PiL y seguidores de Johnny Rotten. A eso de las 20:30 comienza todo con “Albatross” (Metal Box, 1979), siguiendo con “Double Trouble” y “Know Now” de su más reciente álbum.

Uno de los puntos más altos fue con “This Is Not a Love Song”, en donde Lydon y el público mantuvieron muy buen feedback. El público coreó en varios momentos el “olé, olé, olé, Johnny… Johnny”, a lo que Lydon empáticamente respondió con “olé, olé… Scott, Bruce, Lu” sucesivamente, dejando en claro que este no es el show de Johnny Rotten, esto es una banda compuesta por 4 músicos talentosos y de trayectoria, que disfrutan creando e interpretando su propia música. Bien por el señor Lydon.

PiL es una banda con músicos profesionales y afiatados, que entregaron una excelente performance durante todo el show, que siguió con temas del álbum “What the World Needs Now…” así como con los clásicos “Death Disco” (Metal Box, 1979), “The Body” (Happy?, 1987), “Warrior” (9, 1989) y “Religion” (First Issue, 1978). El público en general fue respetuoso y enérgico, una combinación difícil de obtener. Adolescentes punk y new wave disfrutaban del show tanto como el público más adulto y conocedor de la discografía de la banda.

Una corta pausa a las 22:15 para el encore marcaría, lamentablemente, el punto que diferenció el intenso pero agradable ambiente vivido hasta entonces: cuando la banda volvió tras pocos minutos para tocar la que probablemente es la canción más conocida de PiL en Chile, “Public Image”, un sujeto del público arrojó al escenario una botella de cerveza individual, de las que venden en el bar de la discoteque, la que cayó en plena frente de John Lydon. Inmediatamente el asistente de la banda revisó a Lydon y le entregó una toalla. Mientras se limpiaba, varias personas que se encontraban cerca del atacante comenzaron a agredirlo por su acción, mientras Lydon decía “What a fucking coward”. Pero en una actitud realmente punk, John Lydon decidió cubrir su cabeza con la toalla, a modo de turbante y seguir con las 2 últimas canciones del show, apaciguando los ánimos del público y cerrando a las 22:30.

Es una pena que aún exista gente que paga una entrada para agredir a los músicos y perturbar el espectáculo para todos los asistentes. Por suerte la lesión de John no fue severa (aunque al ver sangre en su frente tras el golpe, todos nos asustamos) y el hecho de que John Lydon sea un hombre que no se tome las cosas a pecho y venga de vuelta en esto de la “rudeza punk” permitiera que el concierto terminase sin mayores altercados.

Es muy importante que haya un cambio de mentalidad, porque ya hay varias productoras que no traen bandas relacionadas con el punk por temor a daños y pérdidas, así como algunas Intendencias han negado permiso para realizar conciertos de esta índole. Si estas situaciones de violencia gratuita no se detienen, los únicos que perderemos somos nosotros, quienes no tendremos posibilidad de seguir disfrutando de shows en vivo de bandas relacionadas con el punk.

PiL ciertamente no es una banda punk, pero quedó claro que el espíritu aún vive en Johnny Rotten y que Public Image Ltd tiene aún mucho que entregar musicalmente.

Foto Cristian Soto Lopez

Be first to comment