BPM Discos celebra 3 años (BsAs, ARG)

El sello argentino BPM Discos exhibe en formato exprés su catálogo el viernes 6 de diciembre en La Confitería. Entrevista con Sebastián Beretta, uno de sus fundadores.

Por Ricardo Cabral

Fotos de Natalia Berninzoni

La celebración de un proyecto que anima y fortalece la escena independiente siempre es una buena noticia, y más aún en un contexto de prolongada crisis económica y social que arrasó con cientos de espacios y propuestas.

BPM Discos es una plataforma que acoge artistas de diversas estéticas musicales y con pretensión federal, cumple su tercer aniversario y como cada fin de año presentará su catálogo en vivo. Sus artífices son Sebastián Beretta, el frontman de Viva Elástico Ale Schuster, y Nacho Maqui de The Puñeters.

En esta oportunidad, la cita será en La Confitería del barrio de Colegiales y un line up con Bubis Vayins, Penny Peligro, Gay Gay Guys, Excursionistas, Amplilabial, The Puñeters, Los Bicis, M.A.X, Gladyson Panther y Re Signados. En la previa, usualmente suman más novedades, sorpresas para marcar la fecha en rojo en el calendario. Para conocer más detalles conversamos con Sebastián Beretta.

-¿El sello nació en Zona Sur del Gran Buenos Aires?

Ale Schuster es de Zona Sur, y Nacho y yo de Capital, nos conocemos desde los 10 años, somos amigos de toda la vida. Éramos compañeros de colegio de la primaria. BPM nació por una idea de cuándo éramos más jóvenes, armar un sello que tomara bandas y la posibilidad de decirles a los artistas:  “sí, vení, acá te vamos a editar y a hacer música juntos”. 

-¿Cuál fue la primera publicación del sello?

El primer disco de The Puñeters, Mundo feliz, que fue el primer vinilo y lo primero que se produjo. Ahí se sumaron Ale y Nacho, se terminó de armar la idea del sello y arrancó BPM a escuchar bandas. Después de tres años creció un montón, si bien es muy difícil construir algo hoy en Argentina, estamos muy contentos con el trabajo realizado.

-¿BPM rompe con algunos lineamientos tradicionales de la industria?

Por un lado, es un sello independiente, pero armado desde una estructura a largo plazo, que tiene todo el respaldo legal y respetuoso con los músicos para que nadie sienta que les van a hacer trampa o los va a engañar, sino que es todo súper transparente. Casualmente Juan de los Gay Gay Guys me decía hace poco: “¿Sabés qué? Yo firmé el contrato con ustedes y estaba esperando a dónde me iban a cagar y no lo puedo encontrar”. Y hace ya un año que estamos trabajando juntos. Nosotros no hicimos el sello por el afán de ganar dinero, sino para que exista una plataforma cultural, artística, desde donde podamos aportar a la escena.

-¿Se encargan habitualmente de todo el proceso (grabación, producción, distribución)?

De todo el proceso. Son muchos artistas nuevos, tienen que registrar sus temas, hacer valer su obra. Nos involucramos primero en la parte de la producción. Ale Schuster es el que se encarga de la producción artística de los discos, pero se dan todas las combinaciones posibles. Hay artistas que te dicen “mirá, el disco lo hacemos nosotros, después lo editan”, y otros quieren que ayudemos. Tratamos de involucrarnos en todo, pero con las libertades de cada caso. Preguntamos, sugerimos, proponemos, pero la última palabra la tiene el artista.

-¿Hay alguna experiencia de otros sellos que les haya resultado inspiradora?

El referente grande es Rough Trade, el sello londinense. Y acá, la verdad es que lo que hace Laptra es espectacular. Creo que seguimos un poco ese camino, si bien lo nuestro es un poco más heterogéneo en cuanto a la selección.

-Y ese criterio de selección plural, ecléctico, ¿obedece más bien al gusto de ustedes tres?

Hay mucha recomendación de las bandas también. Hay bandas que seleccionamos por sugerencia de otros artistas. La decisión final se toma entre los tres, en general somos bien abiertos. Y ojalá podamos tener 100 bandas y no 13, 14 como es ahora. También operativamente hay que ir despacio, que los artistas se sientan cómodos, no descuidar a nadie. 

-¿En dónde se consiguen los discos?

Están en todas las plataformas digitales, distribuimos con uno de los más grandes que va a 30 plataformas. Y después en el mundo vinilo, el embajador del asunto es Juan de Excursionistas, el cantante, que se ocupa de llevarlo a todos lados. Los dos vinilos que sacamos del sello están en bastantes disquerías del país. Hay en Viedma, en Mar del Plata, en Rosario, Córdoba

-En tanto a la procedencia geográfica de las bandas, hay de Rosario, Moreno… 

GGG y Bubis Vayins son de Rosario. Y Amplilabial, si bien están casi todos acá en Capital, son de Campana. Aspiramos a ser lo más federales posibles. Al momento la mayoría es de Buenos Aires.

Ah, también hay otra banda que no es de Capital sino del conurbano, de Moreno, Los Bicis. El disco suena hermoso, lo produjo Ale Schuster, también metió coros. “Últimamente” me parece el mejor tema, lo recomiendo. 

-¿De qué la va el evento de fin de año?

Todos los años, hacia fin de año, hacemos este evento en forma de festi breve. La verdad es que el formato es ideal: 3 temas, 15 minutos, no se hace largo, es un evento que dura cuatro horas, es más intenso pero pensá que te quedaste con alguien tomando algo, viste cuatro o cinco bandas. Se disfruta un montón, nadie te dice “qué poquito que tocaron”. 

Es una noche en la que hay 50 músicos. Este año vamos a agregar más módulos. Habrá DJ entre banda y banda, va a ser Barbara Jack de Colmena, también la gente se podrá tatuar, solemos sortear y regalar vinilos, a medida que se acerca la fecha vamos largando más sorpresas.

-Nombraste a Puñeters, Excursionistas, GGG y recordé a Penny Peligro que este año sacó un EP.

Ella es una artista maravillosa, tiene una ironía y genialidad en el decir que es increíble. Ahora está por salir otro EP. Ya grabó en Ave Sexua, el material se está mezclando y faltan sólo unas cositas más, saldría casi pegado al evento del sello. Es una artista que se esfuerza mucho, muy responsable y tiene mucho por delante.

Amplilabial también la rompe. Tiene esa cosa medio litoraleña, playa, fiesta, western. El álbum de Excursionistas también salió este año y el de Bubis Vayins. Tiene temas que explotan mal. Hay una playlist del sello en Spotify que no tiene desperdicio, nos pone muy contentos porque ves la evolución en el paso del tiempo.

Re Signados sacó disco, M.A.X un EP y ahora sale otro, hay un montón de producción. Casi todas las bandas sacan un disco por año en promedio.

-Y va una pregunta que sabe a lugar común, ¿de dónde viene el nombre?

Nos decidimos por ese nombre porque se dio la casualidad que los tres primeros miembros, socios del sello, formaban la sigla BPM. Aunque Fede Pascarella no está más, la idea de Beats Per Minute sigue vigente. De hecho BPM Discos era una discográfica de vinilos que ya no existe más en Argentina, que quedó abandonada en los años 80 cuando murió el formato. El nombre me gusta, dice algo bastante importante y es que sin tiempo no hay música.  

BPM Discos presenta su catálogo el viernes 6 de diciembre a las 23:59 en La Confitería (Av. Federico Lacroze 2936, Colegiales, CABA).