Entrevista a Daniel Melero: “soy una persona que escuchando música terminó haciéndola”

Oriundo del barrio Flores, Daniel ha sabido construir su carrera como un artista autodidacta, he acá una entrevista realizada mientras estábamos perdidos en Buenos Aires con el único, grande y casi nuestro: Daniel Melero.

Por María de la Paz Roccolano
Fotografías: Rodrigo Sumarán

Generalmente cuando uno es pequeño de grande quiere ser bombero, doctor o astronauta, por el contrario Daniel Melero desde chico siempre soñó con ser músico. A los 11 años se escapaba para ir a ver a clásicos de rock argentino como Manal, Almendra, Tanguito y por sobretodo a Los Gatos, grupo que fue el que más lo impactó, sus salidas se le hacían fácil porque contaba con esa impunidad que tenían los niños, debido a que nadie le pedía la entrada porque suponían que estaba con un adulto.

¿Cómo te iniciaste en la música?

Empecé a tocar la guitarra a los 12 años, lo que sucedió es que yo jugaba a la pelota con mis amigos y un día a todos los obligaron a estudiar guitarra, entonces yo dije: “quiero estudiar guitarra para estar con ellos”, aunque igualmente no estaba mucho con ellos porque la profesora me apartaba por ser el peor, y no era mentira, no era que “no me comprendieran”, lo que pasa es que la profesora no veía que estaba intentando ser un compositor sin saberlo, entonces terminaba yéndome a la calle a componer.

Tuve grupos en el colegio en donde hacíamos canciones propias, me resultaba mucho más fácil, yo soy autodidacta entonces muchas veces cuando compongo he tratado de imitar y el resultado me sale distinto y de alguna manera me parece interesante. Cuando vi a Pescado Rabioso tenía 15 años y tal vez ahí empezó, como oyente, mi carrera musical, soy una persona que escuchando música terminó haciéndola. La vocación me llamó rápidamente, eso sí que con los años me di cuenta que si hubiera estudiado una carrera más formal, debería haber sido entomólogo aunque todavía conservo un gran interés por la entomología, creo que debo ser un entomólogo autodidacta, menos mal que no publico mis investigaciones.

¿De donde surge el sonido de Daniel Melero?

Lo que hago emerge a partir del desarrollo de conceptos y del manejo de la información, pienso que de ahí sale todo, después eso se convierte en sonidos y los sonidos me gustan que se mantengan o muy clásicos o muy bizarros, que trabajen en conflicto y en conjunto. Creo que emergen de algún programa, de hacer zapping, de navegar en Internet, de leer un libro y de ver una película, casi todo lo que hago en música viene de algo que es periférico a ella.

¿Cómo ha sido el camino transitado desde los inicios hasta hoy?

Angustioso, iluso o mejor dicho ilusorio, muy feliz, lleno de preguntas, con mucho tiempo en el que parece que no estoy haciendo nada y en realidad estoy continuamente creando cosas, nunca estoy realizando menos de un disco, pero mi sensación es que soy ocioso quizás porque no vivo esto como un trabajo, sino como una vocación, siento que jamás trabajé, pero soy muy tenaz en la manera de hacer las cosas.

¿Por qué haces un disco con banda, después uno electrónico y así sucesivamente?

Es natural, la pregunta para mí sería ¿para que hacer otro igual? me causa curiosidad que no le pregunten a los otros artistas ¿por qué hacen siempre lo mismo? Yo me pregunto mucho más eso, porque una persona que siempre hace lo mismo es como alguien que te dice algo y te lo repite y te lo repite como si vos no hubieras entendido, también concibo que es lindo profundizar una línea de trabajo, pero en general eso se hace más por cuestiones de mercadeo y por un tipo de conquista que a mí jamás me interesó.

¿Cual es la diferencia de creación entre un disco con banda versus uno electrónico?

Cuando hago los discos cantados trabajo con bastantes músicos y con gente alrededor, muchos son discos de estudio o de estudios inventados, de una sala de ensayo abandonada convertida en estudio o como sucedió en algún momento de Por en donde un dormitorio se transformó en estudio, pero son discos con músicos, los otros son discos más autistas, son discos solitarios pero eso no significa que sean creados en soledad.

¿Cuál es tu álbum favorito?

Operación Escuchar es mi disco favorito, en general me he reconciliado con todos mis discos, durante años detesté Cámara y ahora no me molesta tanto, es un disco regular pero que tiene puntos muy altos, eso es lo que lo hace poder ser rescatado y también hace que lo que no es tan bueno parezca peor, pero de seguro cuando termino un disco no lo vuelvo a escuchar en muchos años.

¿Y cuando los interpretas te pasa lo mismo?

No porque cuando los tocamos en vivo siempre están adaptados a ideas que están en la corriente que en ese momento me interesa y a la vez hay tanto cancionero ya hecho que siempre puedo formar un nuevo repertorio a partir de las distintas cosas que se hicieron en distintos discos, es poner en otra perspectiva la canción, a veces es casi como reinventarla. En el caso de Piano las canciones fueron despojadas de las maquinas y los sonidos y quedó solo una voz y un piano que según mi apreciación hacía que ganara efectividad. A mucha gente le pasa que Piano es su disco favorito, continuamente me cuentan que escuchándolo se han enamorado.

Pero también Piano es un disco para los que han tenido penas de amor

La perdida y el amor son parecidos, son casi como enfermedades, estar enamorado es una enfermedad en donde las endorfinas están de maneras opuestas. También mucha gente me ha contando que se ha casado después de romances que se iniciaron con ese disco, algo tiene, algo romántico debe haber, nosotros tocamos Piano mucho en vivo con Diego Vainer, es un disco simple que lo grabamos y lo mezclamos en 22 horas y media, se nota que los temas fueron tocados ahí juntos y si salía mal lo volvíamos a hacer, no hay edición y eso lo pone en un nivel muy teatral, en general mis discos son más cinematográficos, con cortes, edición y superposiciones, Piano carece de todo eso y es una experiencia que quiero repetir, volver a desvestir las canciones me parece positivo y aparte hacen que tomen otras jerarquías las letras. Una cosa curiosa, se me empezó a prestar más atención como letrista a través de Piano y tu sabes que es un disco de recopilación, creo que sucedió eso porque está más definida la atención. (Continúa)

Be first to comment