Pet Shop Boys en Chile, la fiesta de los círculos

La legendaria banda británica de pop electrónico volvió a Chile y sumergió a sus fans en un nuevo viaje de círculos y figuras geométricas que engloban el concepto de su nueva gira “The Super Tour”.

Por DR
Foto Claudia Jaime

Pet Shop Boys salió a escena puntualmente, como caracteriza a los británicos y lo hizo con Inner Sanctum, el primer corte de su nuevo disco, para posteriormente deleitarnos con el clásico West End Girls, en donde las pantallas gigantes proyectaban círculos que cubrían, el escenario en su totalidad.

Dando el puntapié inicial a su nuevo periplo por Sudamérica, Neil Francis Tennant y Christopher Sean Lowe mostraron en escena unos grandes cascos, evocando a la indumentaria de Daft Punk, en donde los ochenta por un momento volvieron y se fusionaron con los sonidos más recientes del nuevo álbum.

Siguieron con The Pop Kids, corte de Super, para luego dar paso a In the Night de 1985, le seguiría Burn del reciente álbum y Love Is a Bourgeois Construct, intercalando así, las canciones del nuevo trabajo con sus temas antiguos.

El estallido del público llegó cuando vinieron los clásicos  New York City Boy y Se A Vida É, Love Comes Quickly. El dúo sorprendió con un setlist arriesgado –porque es muy difícil presentar un repertorio cargado de sonidos frescos y poco conocidos, siendo que, es una banda con gran trayectoria y cuenta con una vasta colección de temas que han crecido con nosotros y son esas mismas canciones las que uno espera escuchar.

Lo mejor, It’s a Sin, Left to My Own Devices, Go West y el Encore, que trajo la clásica Domino Dancing y Always on My Mind. El debe: mayor potencia en el sonido, más que mal, la apuesta de los Pet Shops Boys, tiene que ser la fiesta a todo voltaje.

Be first to comment