El Bordo, Guasones, Pity Fernandez: Y el revival del rock Argentino

Este 2017 convulsionado para el rock argentino (después del fatídico recital del Indio Solari en Olavarría, todo se puso cuesta arriba) también tiene buenas noticias para darnos. Tras el auge y el crecimiento de muy buenas bandas como Eruca Sativa, Deny o hasta el rapero local Emanero, son los viejos estandartes de nuestra música los que decidieron recoger el guante y salir con los tapones de punta en sus nuevos embistes discográficos.

Por Alejandro Mariano Nuñez

EL BORDO

El quinteto bonaerense, considerados hijos directos de La Renga, por su rock barrial, pero con una marcada inclinación hacia el sonido duro, se encuentra lanzando ‘El Refugio’, su séptimo trabajo de estudio. Con la particularidad de haber sido grabado en su propia sala (la cual armaron hace un tiempo, y se caracteriza por haber sido el lugar donde hace años ensayaban Patricio Rey y Sus Redonditos de Ricota, Pappo y La Renga, entre otros), nos topamos con doce canciones que levantan mucho el listón en cuanto a calidad compositiva, respecto a sus últimos dos trabajos, en los cuales sacaron el pie del acelerador y ablandaron la propuesta. Aquí se los oye más cercanos a ‘Yacanto’, su exitoso trabajo de 2010, en donde el estilo ala “rock chabón” que tanto se profesó en los ‘90 por estas pampas se fortalece gracias a la suma de elementos más modernos, como el funk (“Humano”), el grunge cancionero (“Háblame”), la balada radial (“Que Ella Vuelva a Sonreir”) y hasta el tributo en español (“Talk To Me”, de Nirvana).

Con una producción cristalina y un sonido envolvente, los doce tracks fluyen entre riffs aguerridos, silbidos de armónicas y un mensaje claro, puesto en boca de Ale Kurz: “Vivimos épocas difíciles y nos parecía bien ofrecer un refugio, como lo es la música, para que pasemos la tormenta”.

GUASONES

Preparando una gira por todo el territorio nacional, para luego partir a México, Guasones cumple 25 años de carrera y lo festeja editando ‘Hasta El Final’, en donde el sentimentalismo aflora en carne viva, experimentando un costado más desenchufado, con el country y el folk como nuevas banderas, volviendo casi al génesis del rock & roll que conocemos.

Las líricas de Facundo Soto siguen clavándose entre el pecho y el alma de cada oyente, como en “Canción Para Un Amigo”, en donde su minimalismo y melancolía transforman a este rock arrastrado, en otra de esas piezas de colección que la banda ha ido construyendo con el tiempo, como lo fueron “Flores Negras” (‘Toro Rojo’. 2005) o “Me Estás Tratando Mal” (‘Parque de Depresiones’, 2011).

Las influencias van variando. Desde Andrés Calamaro (las intimistas “Del Olvido” y “Volar”), hasta su amor por los últimos trabajos de los Rolling Stones (“Escapar”).

Un disco que comienza a reflejar la madurez de un grupo que jamás bajó ni bajará los brazos.

PITI FERNANDEZ

El líder de Las Pastillas del Abuelo sorprendió a todos hace un tiempo colgando en su página de Facebook un mensaje en el cual indicaba que lanzaba su carrera solista (sin desligarse de su unión con LPDA). El comunicado arrancaba más o menos así: “Les cuento algunas novedades. De repente me encontré con cuatro canciones. Una para mi viejo, otra para mi vieja, una para mis hermanos y otra motivada por los cuentos de mi abuelo que alegraron y nutrieron mi infancia”.

Al sentir dichas composiciones tan personales, decidió hacerse de los servicios de la familia para encarar el proyecto. Convocó a Diego Betancor (su primo y padrino) para que oficiara de productor y a su hermano Juan Pablo y sus sobrinos Mariano y Juan Ignacio para completar los demás puestos musicales.

El primer single en aparecer fue “Conmigo Mismo” (en un homenaje al título de un libro escrito hace 50 años por su abuelo). No tan alejado del estilo que profesa en la banda que lo hizo conocido, nos encontramos con un sonido sereno, introspectivo, cubierto de mensajes. Aferrado a las seis cuerdas de su acústica, Fernández se vuelve a mostrar como un poeta musicalizando sus prosas, en el mismo sendero que lo pueden hacer Neil Young o Kutxi Romero.

Be first to comment