Este 2020 nos dejó una pandemia, cuarentenas y momentos de incertidumbre pero también discos memorables. Es por eso que quisimos hacer una lista de los 20 álbumes favoritos 2020

Los 20 álbumes anglo favoritos del 2020

Este año nos dejó una pandemia, cuarentenas y momentos de incertidumbre pero también grandes discos. Es por eso que quisimos hacer una lista de los 20 álbumes anglo favoritos del 2020. Algunos fueron creados con anterioridad y otros fueron fruto del encierro. Acá una selección de los discos que más nos gustaron y que nos ayudaron a pasar las cuarentenas y los malos momentos:

Arca: KiCk i
El disco lanzado en junio es una versión sencilla del músico de Barcelona sobre la diva-hood. Los casquillos de bala caen al suelo en “No binario”, pero Arca no está bajo ataque. KiCk i es su primer disco, trabajo que presenta de manera destacada junto a varias cantantes invitadas como Björk, Rosalía, SOPHIE y Shygirl, las cuales están presentes en el disco. Rapea en el caótico “Riquiquí” y falla con su voz aguda en “Rip the Slit”. KiCk i es presentado como el primero de cuatro álbumes eventuales.

Dehd: Flower of Devotion
En el 2019, el trío de rock indie de Chicago, Dehd, lanzó el álbum Water, con canciones inspiradas en la ruptura romántica de la bajista Emily Kempf y el guitarrista Jason Balla, acompañadas del minimalismo one-tom, one-snare de Eric McGrady. Para su continuación Flower of Devotion, Dehd se actualizó, re definió su alquimia valiente sin limpiarla demasiado. Kempf y Balla intercambian voces anhelantes a través de riffs que son como olas de calor en el asfalto, mientras McGrady se aleja a través del aire.

JARV IS: Beyond the pale
Jarvis Cocker viene sonando como Leonard Cohen, también hay espacio para un eco de David Bowie. Jarv Is está en la mejor forma de nivel en Beyond the Pale, con ritmos de conducción y gira hacia la electrónica primitiva y rebelde, encontrará mucho que amar en este álbum.

Grimes: Miss Anthropocene
Grimes encarna lo inhumano en Miss Anthropocene. El título de su quinto álbum es una personificación del antropoceno, una época geológica teorizada en la que la civilización provoca su propia destrucción a través de crisis climáticas. Grimes presenta un retrato sombrío, aunque hermoso del nihilismo. “La aniquilación inminente suena tan tonta”, canta en “My Name Is Dark”, una imagen profética del delirio del fin del mundo. Pero en su instrumentación, busca materia orgánica, a veces con esmero.

Dua Lipa: Future Nostalgia
El segundo álbum de estudio de Dua Lipa está caracterizado por tener sonidos populares del pasado, pero está menos apegado a un recuerdo que a la promesa de un sentimiento. Con partes iguales de retro, Future Nostalgia está repleto de elementos de los años setenta, ochenta y noventa, haciendo un guiño al trabajo de artistas como Blondie, Chic, Kylie Minogue, Nile Rodgers, Prince, Madonna y Daft Punk. La visión de Dua Lipa del pop del futuro combina temas clásicos del amor con suficiente esperanza para llevarnos a un nuevo año.

Fleet Foxes: Shore
Según el líder de la banda Robin Pecknold, el cuarto álbum de Fleet Foxes tiene la misión de vivir “plena y vibrantemente” en la celebración de héroes como Arthur Russell y John Prine, especialmente poética en las horas grises del presente. Esta música invita a los amigos a sumergirse en su alivio, evocando un aura de exuberante abundancia en medio de la soledad. Más tarde, más de 400 voces grabadas, solicitadas por Pecknold a través de Instagram, se hinchan en el coro de “Can I Believe You”.

Róisín Murphy: Róisín Machine
Dando vueltas en la niebla con un giro casi industrial del productor DJ Parrot. Murphy nos deja entrar en sus sueños más salvajes y sus deseos más injustos (“Diez amantes en mi cama / Pero quiero algo más ”, canta en “Something More”). Desde el trago aterciopelado de “Simulation” hasta el funk microdosificado de “Shellfish Mademoiselle”, Róisín Machine sabe lo que significa desaparecer en el tiempo y sentirse nuevo.

The Microphones: Microphones in 2020
Phil Elverum revivió su primer apodo para reflexionar sobre sus años de formación a través de una única canción melancólica de 45 minutos. En el cortometraje complementario, acompaña sus pensamientos hojeando cientos de fotos antiguas, agregando señales visuales agridulces a la narrativa incoherente. No está suspirando por los buenos tiempos; se está aclimatando al presente, haciendo agujeros en la idea misma de la nostalgia y mostrando cómo los recuerdos siguen vivos.

Haim: Women in Music Pt. III
Al escribir con más personalidad y franqueza que nunca sobre una variedad de temas difíciles (depresión, pérdida, las complicaciones de amar en los propios términos), también han aflojado su tenso pop rock lo suficiente para darle más vida, incorporando la Lilith rock de los 90 de Sheryl Crow, los rasgueos de Wilco en el cielo azul y una interpolación de Lou Reed. A pesar de todo, surge una prueba más clara que nunca no solo de una gran banda con calma, sino de un hecho cultural.

Bob Dylan: Rough and Rowdy Ways
El álbum número 39 de estudio de Bob Dylan viene a ser un material original en ocho años, con poder musical y usando pequeños cambios de inflexión para transmitir una irónica burla de sí mismo. Rough and Rowdy Ways se puede dividir aproximadamente en dos tipos de canciones: las baladas, que casi se evaporan a medida que las escuchas, y los números más convencionales basados ​​en el blues. Es un testimonio de la presencia espectral de Dylan como cantante, melodías que menudo parecen tan brumosas y esquivas como las lentas. 20 álbumes favoritos 2020

Phoebe Bridgers: Punisher
La cantante escribe música para personas que se agotan sin fe y que aún quieren creer: almas perdidas que se aferran a la astrología y la intimidad. Almas que se esfuerzan por sobrevivir en un universo brutal sin un significado preestablecido. La muerte y el apocalipsis acechan en cada rincón de Punisher: relámpagos, sirenas aullando, un fanático de los Giants muere en el Dodger Stadium, y Bridgers se arrastra a través de esta neblina siniestra, aún con vida, aún creciendo.

Fiona Apple: Fetch the Bolt Cutters
Fetch the Bolt Cutters se gestó principalmente en su casa de Los Ángeles junto con sus compañeros de banda y amigos de confianza y un pequeño refugio de perros ladradores. El resultado fue su disco auténtico y salvaje, el tipo de álbum que roza la literatura en su capacidad de transmitir matices de la condición humana. Con ritmos elementales formados, en parte, por palmadas, golpes de piso y golpes de muebles. Pero la energía cruda de la voz de Apple es la fuerza vital del álbum.

Lady Gaga: Chromatica
Gaga estrenó Chromatica y volvió a su sonido dance-pop por el cual se hizo conocida mundialmente, con colaboraciones de Elton John, Blackpink y Ariana Grande. Nos trajo al 2020 temas como “Stupid Love”, “Rain On Me” y “Sour Candy”, ya convertidos en clásicos. Otro tema memorable es Enigma muy del estilo dance de los noventa.

Kylie Minogue: Disco
El álbum número 15 de estudio de la cantante australiana, se desmarca por completo de sus sonidos country mostrado en su trabajo anterior llamado Golden. Disco está influenciado en los años setenta y ochenta, y el resultado es un trabajo de pop bailable con tinte de electrónica y música estilo soul train.

Gorillaz: Song Machine Season One: Strange Timez
Este álbum es parte del proyecto multimedia de la banda “Song Machine”, siendo una colección de once “episodios” de la primera temporada de la serie. Este trabajo marca el retorno a la banda de Murdoc Niccals y cuenta con colaboraciones de grandes músicos como Beck, Robert Smith, St.Vincent, Elton John, Peter Hook entre otros. Un disco lleno de sonidos y mixturas que mezclan el post punk, la electrónica, y hasta sonidos más urbanos. Se siente la influencia de los 80 pero con una visión futurista.

King Gizzard & The Lizard Wizard: KG
Junto con el caos que está ocurriendo en todo el mundo, este 2020 aterriza King Gizzard & The Lizard Wizard con su decimosexto disco de estudio llamado “KG”. Un disco que de principio a fin es una explosión microtonal rockero con ritmos sincopados, instrumentos microtonales, flautas, influencias árabes y turcas. Tiene letras profundas que de alguna forma se asemeja a todo lo que estamos viviendo en este momento de pandemia y locura.

The Strokes: The New Abnormal
Tras cuatro años de silencio The Strokes vuleven con nuevo trabajo, el cual fue producido por Rick Rubin y grabado en su estudio Shangri-La en Malibu. Este trabajo vuelve a los sonidos de sus raíces y se destaca la madurez de las letras que aportó Julian Casablancas. Sin duda un buen disco que ánimo las semanas en cuarentena. 20 álbumes favoritos 2020

Morrissey: I Am Not a Dog on Chain
Odiado por unos y amado por otros, así se podría resumir el trabajo que nos entregó Morrissey para este 2020. I Am Not a Dog on a Chain es un disco que entrega una evolución en el cantante, si bien es extraño al escucharlo por primera vez, comienza a ser cautivador y se puede apreciar las incursiones más experimentales del artista.

Paul McCartney: McCartney III
El último mes del año nos entregó el nuevo material del ex Beatle llamado McCartney III. Paul rompe con sus trabajos anteriores y se acopla a lo moderno. Grabado a principios de este año en su home studio “Rockdown” en Sussex. El disco McCartney III está construido con tomas en vivo de Paul en voz y guitarra y piano, sobregrabando su forma de tocar el bajo y la batería.

AC/DC: Power Up
Power Up marca el regreso de Brian Johnson, Phil Rudd y Cliff Williams, un disco que trae los clásicos sonidos de la banda y con todo el power del hard rock. Como dijo Angus, Power Up es un tributo a su hermano Malcolm, al igual que Back in Black fue un tributo a Bon Scott. Todo se reduce a canciones memorables, y este álbum las tiene en abundancia, comenzando con el sencillo “Shot in the Dark”.

Colaboraron en los 20 álbumes favoritos del 2020: Barbara Molina, María de la Paz Roccolano, Sofía A

20 álbumes favoritos 2020