Entrevista a Cosmo: Más allá del espacio

Su sonido surge de la suma de todos sus componentes y podría decirse que es una coctelera musical. Integrada por ex músicos de diversas bandas de Argentina: dos ex Mataplantas (Pablo de Caro y Maximiliano García), un ex Interama (Ayar Sava), un Mompox y Brian Storming (Andrés Ravioli), un Les Mentettes (Pablo Font) y un ex Juana La Loca y DJ (Diego Chamorro), Cosmo es un grupo musical, que además de ser amigos que se conocen desde hace mucho tiempo, aprenden, disfrutan y se emocionan con sus experiencias vividas.

Por María de la Paz Roccolano

Sus inicio tiene varias coincidencias, a mediados de 2010, Pablo De Caro (principal compositor de la banda) se encontraba recién disuelto de Mataplantas (su grupo anterior, el cual también compartía con Maxi García, bajista de Cosmo). Además había compuesto unas canciones para una película llamada 20.000 besos.

Coincidentemente un amigo le prestó o más bien regaló una batería electrónica, y durante un viaje en taxi le comentó de la batería a El Flaco (Ricardo Balado) y él le contó que tuvo el mismo modelo de chico y que tenía ganas de que se juntaran a tocar algún día. Al siguiente fin de semana se juntaron en el lugar donde vivía Pablo y allí grabaron dos canciones, al día siguiente mientras escuchaban como loco las grabaciones se juntó con Diego (Chamorro) y le comentó que tenía ganas de grabar con él y otros amigos de ellos, sobre estas dos canciones. La idea le encantó y al siguiente fin de semana se sumaron la guitarra acústica de Ayar (Sava), los teclados de Pablo (Font), el bajo de Maxi (García) y la batería acústica, emulada midi, de Diego (Chamorro).

cosmo_casbasDe vuelta en el hogar de Pablo, grabaron durante toda la tarde y ahí mismo se gestó Cosmo, al mes tuvieron su primer show, aprendieron una canción por semana y al segundo show se sumó Andy (Ravioli) para tocar la trompeta en una canción, y luego terminó tocando en todas.

El nombre surgió a raíz de un pez que Pablo de Caro tenía y luego quedó para el proyecto. “Generalmente la gente lo asocia rápidamente al espacio, eso nos parece muy bueno”, señalaron los músicos.

Para fines del 2010 ya habían realizado algunos shows y eso les había dejado un dinero que decidieron ahorrar. Les pareció propicio gastarlo en una jornada en un estudio que les gustaba mucho (ION) y así fue que se metieron a grabar 10 temas en vivo, en un día, todo esto, bajo la supervisión de Tommy (Tomás Molina Lera),  el hombre encargado de las perillas.

Luego de la grabación hicieron el trabajo de mezcla en el estudio de Tommy y el mastering lo hizo Pablo, en casa. Cuando terminaron todo ese proceso lo subieron gratis a Internet y superaron las 3.000 descargas y decidieron editarlo en CD para convertirlo en una obra física. Y ahí nació su disco homónimo: Cosmo.

Si bien, cada uno de los integrantes de la banda tiene su momento preferido como músico. Para todos los chicos lo más feliz que les ha pasado, es haber hecho un disco, “es una obra que quedará en el tiempo”.

Una de sus anécdota, sucedió cuando estaban por subir a tocar en un lugar al aire libre “mientras nos juntábamos para concentrar, en el cielo (un poco después del ocaso) se había dibujado una “M” de nubes muy similar a la de la tapa del disco de Cosmo. Lo tomamos como una señal y salimos al escenario” relatan los músicos.

El camino transitado desde sus inicios hasta ahora ha sido amable, en poco tiempo pudieron grabar su disco, editarlo, hacer muchos shows e incluso con algunos grupos internacionales. “Intentamos que fuera lo más natural posible, preservando el proyecto y la relación con el mundo, sin apresurarse y queriendo disfrutar de todo lo que esté por venir”.

En este momento están grabando las maquetas de lo que va a ser el segundo disco de Cosmo. También han cerrando fechas para su “Calypso Tour”, lo cual quiere decir que van a empezar a girar por primera vez. Y además están pensando ideas para hacer algunos clips.

Para escuchar más de Cosmo pueden visitar:

http://cosmocosmo.com.ar

facebook.com/cosmocosmico

twitter.com/cosmocosmico

Be first to comment