sofia oportot

sofia oportot

Entrevista a Sofía Oportot 2020: El mercado online democratizó el acceso a la música

Habíamos pensado realizar esta entrevista a Sofía Oportot antes del coronavirus que este 2020 afecta a todo el mundo, con todos los integrantes de Lulu Jam! ante la noticia de su resurgimiento. La contingencia hizo que buena parte del país comenzara a cuidarse y por eso, esta entrevista fuera realizada vía email. Hoy, Sofía Oportot, artista multifacética y líder de Lulu Jam!, entre otras actividades, nos concede estas palabras:

Foto y Texto por Pili Arteaga

Dentro de tu trabajo hay un disco homenaje a Jeannette y hace poco lanzaste con Ignacio Redard un cover a Mecano. ¿Vas a seguir haciendo homenajes a cantantes?

Para mí es muy importante homenajear a los músic@s que han dado vida al cancionero en español. Siento que la música romántica que oía en esos años (Jeannette, Mecano, Ana Gabriel, Emanuelle entre otros) me abrió las puertas de la composición y me dio una gran cercanía con el universo lírico del que me nutro. Me parece interesante ir desempolvando cada cierto tiempo temas que son joyitas y que merecen ser revisados y enseñados a las nuevas generaciones. Hay varios que me encantaría versionar -y que seguramente en algún momento me daré el lujo de hacerlo-  pero de momento no tengo nada especifico en carpeta, aunque la posibilidad de enamorarse de alguna canción siempre está acechando.

Los últimos años has producido discos en formato digital (como el disco “Estilo de Vida” del año 2019); el disco “Hijo Único” (2012) con Ignacio Redard y Dani Umpi; el grupo “Quierostar”, colaboraciones con Entropica, Seis, Namuel y Redard, entre otros. ¿Cuál crees que es la importancia del mercado online para difundir la actual música chilena?

El mercado online democratizó mucho el acceso a la música y de esta manera se amplía el espectro hacia canciones que no necesariamente tocan en la radio o cuenta con la difusión en los medios. Es un fenómeno relativamente nuevo, pero que ha tenido alcances inimaginables y que es ahora, más que nunca, nuestra principal vitrina. La producción musical hecha en la casa (con la ayuda  de softwares y computadores) y su rápida expansión por  redes sociales y otros medios digitales vino a poner en jaque el mercado discográfico y eso es un gran cambio: una nueva forma de percibir y consumir música y sus sub productos, como los video clips, por ejemplo.

¿Cómo ves a los actuales DJ’s y músicos del ambiente alternativo chileno?

Los Dj’s del ambiente alternativo se mueven en pequeños grupos que son como familias estilísticas que colaboran y arman su propia escena. La cultura de lo alternativo tiene que ver, a mi parecer, con diferentes corrientes y éstas pueden -o no- confluir. Por ejemplo, un músico puede habitar una escena alternativa que tenga que ver con la electrónica y ésta puede estar ligada al house y el techno y no toparse con otras subculturas que conviven sin rozarse, como, por ejemplo, la extendida cultura hip hop u otras. 

Hablar de lo alternativo es hablar de la autogestión y del distanciamiento de lo que las culturas de masas nos proponen (o incluso nos imponen) y creo que en varios niveles producimos culturas alternativas que pueden o no converger, pero que si las englobamos nos entregan un amplio panorama de personas que buscan como expresarse.

¿Cómo crees que será el futuro de la música chilena? ¿100% online y tocatas o volver a los sellos tradicionales a vender discos y vinilos?

Me parece que todo tendería más a lo online. De todas formas, pienso que los sellos y formatos físicos igual tienen para rato, ya que hay una todavía gran cantidad de consumidores que valoran y desean adquirir el producto para tenerlo en sus manos (ya sea por un sentido nostálgico ligado a una suerte de memorabilia o bien por afanes coleccionistas) el formato físico tiene un valor agregado, es también un objeto estético que aún tiene vigencia y quizás lo siga teniendo… o incluso vaya recobrando su valor con el tiempo.

Partes tu trabajo con “Canción de amor desea verle” y se masificó con el grupo de baile “Maniquí”, junto con hacer teatro, performance y los discos de Lulu Jam!. Si pudieras hacerlo, ¿qué consejo le darías en esta entrevista del 2020 a la Sofía Oportot de los años 90, hoy?

Mi consejo seria tener más conciencia del impacto que estos trabajos generan en el medio, para así poder utilizar toda esta visibilidad para construir cimientos más sólidos. Es decir, saber venderse, perseverar con más fuerza y hacer más lobby. En otras palabras: ¡creerse más el cuento! 

Antes del estallido social tenían planeado el retorno de Lulu Jam! a las pistas. Ahora, con el coronavirus, ¿en que quedan los planes de retorno?

Yo pienso que en general los planes se retrasan, pero tienen que cambiar. Creo que es buena idea tomar de la forma más positiva este periodo difícil que estamos pasando, tomarlo como una instancia de reflexión y tiempo para sopesar qué cosas queremos hacer en un futuro. En ese sentido, Lulu Jam! se ha sostenido en el tiempo, con largos intervalos. Seguimos en comunicación y con ganas de hacer cosas más adelante.

Sofía Oportot en entrevista este 2020

Según tu opinión: ¿a qué artistas hay que seguirles la pista para el año 2020?

De mi gusto personal recomiendo seguir lo que hace Cocolisa666 con el Sello Sutil; a Ignacio Redard, que es mi productor musical y está haciendo cosas muy interesantes; la Entrópica, que siempre está trabajando y llevando a la excelencia un pop muy depurado y personal; Matías Valentino, de Argentina, a Ata Rk, nuevo cantante y performer que mixea estilos como el pop, el rap, hip hop, enmarcándolo en un discurso  LGBTI contestatario y no binarias; Tadzzio, cantante Pop chileno, emblema del nuevo pop y las diversidades, entre otros.

Varios artistas han recurrido a redes sociales para hacer conciertos gratuitos online. Hiciste una tocata este mes a través de Instagram. ¿Qué te pareció esa experiencia? ¿Se la recomendarías a otros artistas?

Lo de la tocata online fue una muy bonita experiencia, porque lo que ocurre es que te estás comunicando en tiempo real y haces una experiencia compartida donde ellos te van mandado mensajes y así puedes interactuar. Para mí fue súper emocionante, hay seguidores a los que nunca he visto en persona y que viven en países lejanos y ésta fue la primera tocata en que ellos pudieron asistir, luego de años de apoyar mi música y estar presentes en las redes. Entonces ese vínculo se hizo más real al estar conectados a través de las canciones, compartiendo un mismo momento. Lo recomiendo 100 %: se logra una comunión muy especial y todos estamos más conectados.

Junto con el teatro y televisión, hace un tiempo fuiste protagonista de la película “Las niñas” (disponible online) y “Victima potencial” (2018) que se estrenó en SANFIC. ¿Al igual que con la música, crees que el cine debería volverse online? ¿Volverás al cine pronto?

Creo que este momento se necesita mucho el arte online, es muy positivo poder ver una buena película en casa, y es bastante extenso el panorama de material audiovisual al que podemos acceder (ya sea por YouTube, Netflix y otras páginas). En ese sentido, también es válido que algún artista prefiera guardar su material y no ponerlo a disposición en este momento. Me gustaría hacer cine, pero no tengo ningún proyecto de momento.

Como artista, también realizas performances junto a varios colectivos. ¿Cuál crees que es la importancia de la performance actual? ¿Cuál ha sido la reacción de las personas al ver estas presentaciones?

Durante los últimos años he realizado algunas performances en solitario y colaborado sistemáticamente con el Colectivo Maygara, al cual pertenezco. Creo que en general el arte vivo y la expresión performática en lugares públicos ha servido como catalizador y medio artístico de expresión en las manifestaciones propias de los tiempos inciertos que estamos viviendo y eso ha sido muy importante.

Si te gustó la entrevista a Sofía Oportot en donde habla sobre su 2020, comparte en las redes sociales. Además si quieres leer entrevistas anteriores puede ver acá 

facebook.com/sofia.oportot